El SEO o cómo posicionar nuestra asesoría en los buscadores

Share on email
Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
SEO o cómo conseguir que te encuentren tus potenciales clientes
SEO o cómo conseguir que te encuentren tus potenciales clientes

Ya os hemos hablado del SEO, Search Engine Optimization, como una de las 3 formas de conseguir clientes por Internet; requisito imprescindible a la hora de poner en marcha una asesoría online.

El SEO es lo que debes hacer para aparecer en las primeras posiciones de los buscadores de Internet.

En esta entrada vamos a entrar un poco más en detalle y os vamos a dar las pautas que debéis seguir para conseguir un buen posicionamiento en los resultados de las búsquedas.

¿Por qué hace falta un buen SEO?

Si piensas que vas a encontrar clientes en Internet simplemente por tener una página web, te recomiendo que mires con atención la siguiente imagen.

Casi 7 millones de páginas buscando "Asesoría online"
Casi 7 millones de páginas buscando «Asesoría online»

La búsqueda «asesoría online» devuelve casi 7 millones de páginas. La única forma de que te encuentren los potenciales clientes es que los buscadores la hayan encontrado primero, les haya gustado y te posicionen en los primeros puestos de las búsquedas.

La optimización de la web en buscadores es exactamente eso: conseguir aparecer en las primeras posiciones para atraer un mayor tráfico hacia nuestro sitio, nos permitirá dar a conocer más y mejor nuestra marca y, por lo tanto, las posibilidades de negocio se verán mejoradas.

Buen posicionamiento → Más visitas a nuestra web → Más ventas

Muy bien, pero ¿qué hago para que mi asesoría sea la primera en Google?

Que una asesoría online esté bien posicionada en Internet, es decir, que sea fácil de encontrar a la primera no es algo que se produzca al azar, sino que requiere seguir ciertas pautas que, a la larga, terminarán dando unos frutos que serán duraderos y servirán para cualquier buscador.

Recordemos que el SEO no se consigue pagando por un anuncio (eso es el SEM) sino que es una combinación de ajustes en nuestra web, creación de contenido interesante y enlaces de páginas externas que consigue que nuestra web suba puestos en el escalafón hasta conseguir aparecer en la primera página de resultados al realizar una búsqueda. Y si lo hace en primera posición… miel sobre hojuelas.

Veamos en primer lugar cómo funcionan los motores de búsqueda.

Rastreadores o ‘arañas’

Cada buscador (Google, Yahoo, Bing…) tiene su propio sistema de indexación y jerarquización de la información y cuando buscamos algo nos devolverá los resultados ordenados por relevancia.

Es imposible conocer todos detalles de ese ‘sistema’ o algoritmo que nos llevará al primer lugar en el ranking de resultados –así funciona la política de los buscadores- pero lo que sí sabemos es que hay hasta 200 factores que inciden en el resultado y que hay que respetar al máximo ciertas normas para que nuestro sitio no sea tachado de ‘spam’ y relegado al olvido.

Algunos como Google buscan constantemente toda la información relevante que se genera en Internet. Lo hacen a través de sus ‘rastreadores’, conocidos también como ‘arañas’ que analizan, analizan y analizan cualquier aspecto o cambio de nuestra web. Hay que saber ‘atraer’ a estos rastreadores y obtener así el premio de un buen posicionamiento.

La importancia de las palabras clave o keywords

Las palabras clave son aquellas que pensamos que nuestros posibles clientes van a introducir en los buscadores para encontrarnos. Por eso, hay que ponerse en su lugar a la hora de definirlas.

Pueden ser palabras aisladas pero también frases o expresiones relacionadas con nuestro sector y servicios. Y un consejo: El propio Google ofrece algunas herramientas que ayudarán a seleccionarlas. Google Keyword Tool, Google Trends o Google Insights, por ejemplo.

Las claves para mejorar tu SEO

  • Disponer de un sitio web de calidad, bien estructurado, con sitemap (un mapa de la web) y con el código HTLM correcto.
  • Elegir bien los títulos principales de la web, es decir, las frases que cortas que la definen en cada uno de sus apartados.
  • Generar contenidos de calidad en un blog que incorporen palabras clave relacionadas con nuestro sector o servicios y que se renueven con cierta frecuencia.
  • Dar nombre las imágenes y otros elementos de la web con alguna de las palabras clave.
  • Dar de alta a la web en directorios y buscadores.
  • Difundir el contenido generado a través de las redes sociales.
  • Interactuar con blogs, webs o foros afines a nuestro sector para conseguir enlaces externos a nuestra web.

Las claves para destrozar tu SEO

  • Duplicar contenido en nuestra web
  • Abusar de contenidos no originales y también de palabras clave.
  • Errores tipográficos y ortográficos.
  • Contenidos confusos cuyos títulos no coincidan con términos clave que se utilizan en buscadores.
  • Abusar de la publicación de nuestros contenidos en webs, foros y blogs afines.
  • Ubicar enlaces en nuestra web a sitios con malware, publicidad engañosa, granjas de contenido…

No es fácil, no tendrás un buen posicionamiento en dos días

El SEO es necesario pero hay que desterrar la idea de conseguirlo en dos días. No hay fórmulas ‘milagro’ y creer lo contrario es uno de los errores más comunes de quien se lanza a Internet.

Solo hay que pensar en los millones de webs que existen en la red e imaginar lo difícil que tiene que ser aparecer entre los diez primeros resultados relevantes en un buscador. Así que… paciencia y constancia porque, eso sí, una vez que se ha conseguido un buen posicionamiento perdura en el tiempo.

Lista de entradas

Aquí encontrarás un índice con todas las entradas de esta serie.

Si no quieres perderte nada, suscríbete al feed de RSS o a nuestra newsletter en la barra de la derecha.

Foto: http://www.freedigitalphotos.net

 

 

 

Share on email
Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Archivos